Acerca de mi...

Por si sienten curiosidad.
José Miguel Ortiz Rodriguez

José Miguel Ortiz Rodriguez

Escritor

Esta, es un poco de mi historia…

Un 14 de septiembre, me encontraba ordenando mi estancia en el interior del útero de mi madre, cuando de repente intentaron sacarme allí. Entonces fue cuando casi nací. Yo no recuerdo nada, claro está, pero como buen Virgo que soy, seguramente debía tenerlo todo ordenado y ya tendría las maletas listas. 

Al parecer no ocurrió tan rápido, porque me volví para dentro. Debió de asustarme la enfermera que media dos metros, que tenía el pelo reliado en dos ensaimadas en la cabeza, poseedora de una verruga gorda en una mejilla y que le estaba dando de tortas a mi madre para que empujara. Cosas de no hablar el mismo idioma… Al final me sacaron con fórceps (yo siempre me imagino que es un desatascador de water), y eso dejo mi cabeza con la irregularidad de huerto de tubérculos. ¡Ey, al menos tengo “un” lado fotogénico!

Y así llego el niño… Nació en un pueblecito de Alemania, que ni los alemanes pueden pronunciar bien y en el que todos preguntaban a la madre, si yo era una niña. Cuando mi madre los corregía enfáticamente, los pobres solo podían decir: ¡español! ¡torero! ¡huevos gordos! A mi no me pregunten por qué. Ja, ja, ja. No tengo ni idea de que hablaban.

Luego, poco tiempo después, y como media España, volvimos al hogar patrio; fueron tres largos años de ser alemán.

Pase los ochenta como cualquier crío de aquella época: haciendo el burro con los demás niños, viviendo y jugando en la calle, siendo un inútil en el colegio, pero divirtiéndome mucho. Si que fue una infancia divertida… Lo malo, vino después. Una tormentosa adolescencia hizo que me metiera en mí mismo y que me diera a la bebida. Ja, ja, ja. No, que va. Para nada. Yo nunca fui el adolescente típico. Yo me metí en un videoclub y me zampé durante años todo el cine de género fantástico, de terror, gore y de cualquier basura que me evadiese de la realidad. También por aquella época, hice lo mismo con la literatura de género fantástico. Devoraba todo cuanto caía en mis manos de ese maravilloso género. Y esa, señores y señoras, es mi única formación académica que puedo constatar. Escribí un par de cuentos Loveftcranianos para mí mismo y poco más.

Luego llego la mili (si, ya sé, que ya no era obligatoria, pero esa es otra historia y muy larga), me abrí al mundo y viví un montón de experiencias de lo más extrañas. No sé cómo sobreviví, pero lo hice. Y eso que era como una bala dispuesta a cruzarse con el mayor de los desastres. Digamos que estaba un poco loco en aquella época. No, mejor no digamos nada. Ja, ja, ja. La vida me llevó, o más bien me zarandeó, de un lugar a otro durante un tiempo. Volví a casa y me volví a ir. Me enamoré y nos dedicamos a destrozarnos alegremente, como solo pueden hacer dos enamorados primerizos. Luego volví a casa y ya no me marché. Podría decirse que es una pena porque me gusta viajar, pero encontré a cambio, una segunda familia: mis mejores amigos que aún lo son, no sé ni cuantos años después.

Luego vino el primer trabajo donde te explotaban alegremente, amores imposibles, otro trabajo que odiaba a muerte, más amores imposibles y, por último, uno que tome por necesidad y en el que aún sigo. Es lógico, aún no me ha tocado el euro millón. Curiosamente allí encontré un amor posible y descubrí por las malas, que conocer el camino y andar el camino, son cosas muy diferentes.

Y esto es someramente una pincelada de mi vida. Lo importante es que trece años después, me volví a enamorar. Lo que no esperaba, es que fuese de la profesión de contar historias.

¿Se dan cuenta de hasta ahora no he hablado de mis valores académicos? ¿Ni de mis estudios en el campo de profesión de la escritura? ¿Ni de ningún título acreditativo? Eso es porque no los poseo. A menos que cuente, media vida viendo cine y leyendo compulsivamente. ¡Que se le va hacer! ¡Es lo que hay!

Para mi este ha sido un amor tardío, pero está siendo intenso y duradero.

Gracias por leer este post.

  • ¿Entusiasmo y ganas de aprender el oficio…? 100%
  • ¿Ganas de terminar el Blog y solo postear…? 100%
  • ¿Ganas de publicar, De la oscuridad en Estambul? 100%
  • ¿Probabilidad de librarme, de que mi próxima novela tenga una parte histórica…? 0%

Pin It on Pinterest

Share This