Toronto 2018

Después de un tortuoso vuelo de más de ocho horas, al fin llegué a Toronto. Todo con el fin de ver películas, porque por segundo año consecutivo cubriré el gigantesco festival (hay más de 200 largometrajes programadas) que se celebra cada año en la ciudad canadiense. Aquí podréis leer día a día los comentarios de las películas que vaya viendo.

Es el festival más importante de Norteamérica. Acoge importantísimas premieres norteamericanas y mundiales de obras de todas partes del mundo, y sus programadores encuentran el equilibrio perfecto entre el cine de autor y las películas para el gran público, llegando a mezclarse como en los casos de ‘¿Y ahora adónde vamos?’ o ‘Una mujer fantástica’. El certamen también es conocido porque es muy decisivo a la hora de definir la carrera al Oscar y, con o sin premio, prácticamente todas las ganadoras han salido de aquí.

A diferencia de festivales como Berlín, Venecia o San Sebastián, en Toronto no hay un jurado que otorga un palmarés (sólo en alguna sección muy pequeña) y el premio importante lo entrega el público. Que, si está contento con la película, ha de entregar la entrada al finalizar o bien votar por internet; algo muy cuestionable puesto que no todas las películas se presentan en las mismas condiciones (en cuanto a salas u horarios).

‘Wildlife’

Wildlife

Tras su paso por Sundance y Cannes, llega a Toronto el debut como director de Paul Dano, que coescribe junto a Zoe Kazan. ‘Wildlife’ cuenta la historia de cómo un preadolescente vive el proceso de separación de sus padres en el momento en el que el patriarca ha de marcharse a otra tierra a trabajar, y su madre conoce a otro hombre.

Dano filma una película que nunca llega a encontrarse porque arranca siendo una historia nihilista, sobre el día a día de un hombre que ha de sacar adelante a su familia y, poco a poco, va derivando en el citado conflicto conyugal de forma natural pero desconcertante. Los personajes tienen cero carisma y nada te afecta como espectador. Es un drama que, por el talento de Dano componiendo encuadres y dirigiendo actores, podría destacar en el cine independiente norteamericano pero, finalmente, resulta una más.

‘Assassination Nation’

También desde Sundance llega al Midnight Madness (la sección con películas de género que se proyectan en hora golfa) ‘Assassination Nation’ de Sam Levinson, una desenfrenada comedia negra de terror sobre los extremos a los que llega la violencia en un pueblo, cuando un grupo de adolescentes comienza a filtrar información hackeada de personas importantes como el alcalde o el director del instituto.

Probablemente sea una de las películas más raras, extremas y brutas que se vean en el TIFF; es como si Korine y Tarantino se fuesen de fiesta. Lo mejor de la película es como desde el principio es consciente de sí misma y no se avergüenza de nada, y eso le permite ir cada vez más lejos. Y cuando crees que no puede ir a más, lo consigue. Es sangrienta y bruta como ella sola, pero además tiene una importante carga social y es divertidísima. ¿Alguien da más?

‘Burning’

Premio Fripesci en Cannes, ‘Burning’ del reconocidísimo Lee Chang-dong parte de un relato corto de Murakami para narrar el delirio de un intento de escritor tras la desaparición de su amada. Dong juega constantemente con la ambigüedad del relato, en varias ocasiones se tiene la sensación de que hay varias realidades o capas narrativas.

Burning es una de esas películas que sólo una sensibilidad asiática puede lograr porque es una cinta de un introvertido intimismo que acaba convirtiéndose salvaje.

También te recomendamos


Presencia española en el Festival de Toronto


Un par de chicos listos: smartphones y smart TVs, la revolución del ocio tecnológico mano a mano


Arrancó el Festival de Toronto 2018 con una programación sencillamente increíble (y estamos allí para contarlo)


La noticia

Así están siendo las películas más importantes del Festival de Toronto 2018

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Álex Manzano

.

Source: Espinof. Cine y televisión

Pin It on Pinterest

Share This