Wasp 1636895 960 720

Con el verano, los biergärten y terrazas alemanas se llenan de insectos. Entre ellos, atraídas por la comida y el olor de las bebidas, se encuentran las dichosas avispas. Estas agresivas himenópteras pueden resultar muy incómodas.

Pero molestarlas o matarlas mientras nos tomamos nuestra weißbier puede ser una muy mala idea. Si un agente de la autoridad quiere buscarnos las cosquillas, la acción podría costarnos entre 5.000 y 50.000 euros. ¿Qué pasa con las avispas en Alemania?

¿Realmente te pueden multar por matar una avispa? La respuesta es sí. Y no solo avispas: según la Ley Federal de Conservación de la Naturaleza, o BNatSchG, cualquier perturbación deliberada de avispas u otros animales salvajes, incluyendo su captura, lesión o muerte sin causa razonable, puede suponer una sanción. Entre los animales que figuran en el catálogo están los escarabajos, ardillas, abejorros, topos, mariposas, caracoles, mejillones y lobos, además de los animales domésticos e insectos comunes.

Normalmente “la sangre no llega al río” en el caso puntual de la muerte de un insecto. Sin embargo, las autoridades alemanas están dispuestas a considerar cada caso en particular si es necesario. Si el animal herido o muerto estuviese entre las especies protegidas, sin embargo, esto supondría un problema mucho mayor y difícilmente excusable. Por otro lado, como decíamos, la BNatSchG también considera objeto de castigo el molestar a estas especies, por lo que no solo no podemos matarlas, sino que tampoco podemos dedicarnos a acosarlas.

¿Qué pasa con las avispas en Alemania? Andando por las ciudades y pueblos alemanes es común encontrarse con hasta nueve especies de avispas amarillas y negras (que son las que normalmente identificamos con este nombre). De estas, solo dos suelen ser motivo de molestias: la avispa alemana (Vespula germánica) y la avispa común (Vespula vulgaris).

Ambas son bastante ubicuas (se encuentran en todas partes) y están muy acostumbradas a los ambientes urbanos. Se aprovechan de las basuras, la comida al aire libre y otros recursos para cohabitar con nuestra especie, aprovechando los beneficios que les aportamos. Normalmente no son agresivas, aunque pueden serlo mucho más que otros insectos, como las abejas. Especialmente si nos acercamos a sus nidos, momentos en el que la avispa alemana, que es una especie invasora, resulta especialmente sensible. Aun así, no se suelen dar muchos casos de ataques por avispas, y solo en caso de alergias resultan, a priori, verdaderamente peligrosas.

¿Por qué proteger con tanto celo a las avispas? La medida, explican las autoridades, es puramente preventiva. La idea es avisar a la población de que se tomarán medidas contra aquellos que no respeten los derechos animales o la BNatSchG. Esta ley lleva aplicándose en Alemania desde hace ya bastante tiempo y con bastante éxito. De hecho, este país está considerado como pionero en cuanto a protección del clima y medio ambiente.

En concreto, la protección de las avispas (y también de las abejas y otros insectos voladores) corresponde a la protección del ecosistema. Las avispas, en primer lugar, permiten el control de plagas como mosquitos o moscas de la fruta, así como agentes peligrosos para los cultivos. También ayudan a la polinización y al control vegetal. En general, estos insectos son esenciales para asegurar la salud de todo el ecosistema.

¿En qué situación se pueden matar a una avispa? Según la BNatSchG, solo se puede eliminar a una avispa o a varias en caso de amenaza. Por ejemplo, sí que se considera peligroso un nido de avispas en un hogar. En dicho caso, se contacta con un especialista que se hará cargo del problema, incluyendo los pormenores legales pertinentes. Pero no vamos a llamar a un especialista si estamos apunto de ser picados.

En tal caso, si alguien es alérgico y se ve en peligro, nadie pondría objeciones respecto a que acabara con la vida de uno de estos pequeños insectos. Para evitar el problema, no obstante, se aconseja utilizar medidas preventivas: distraer a los insectos, usar olores fuertes naturales o, sencillamente, no sobreestimar el peligro que suponen estos animales. Esto, recordemos, es aplicable al resto de animales recogidos en el catálogo de la BNatSchG, por lo que si andamos por los países germanos, será mejor que tengamos cuidado y aprendamos a convivir de otra manera con los animales que nos rodean.


La noticia

Tomar cerveza en Alemania en una terraza puede ser un infierno de avispas, pero no se te ocurra matarlas

fue publicada originalmente en

Magnet

por
Santiago Campillo

.

Source: Magnet. Noticias variadas.

Pin It on Pinterest

Share This