Snip 20180821150659

Como anunció hace un par de semanas Maduro, Venezuela ha decidido obviar los consejos externos, negar la mano interventora del FMI y salir de su hiperinflación con sus propios recursos: nueva moneda, eliminación de cinco ceros con respecto al bolívar, multiplicar por 60 el salario mínimo, apoyarse en un patrón dependiente del barril de crudo y congelar precios de decenas de productos básicos de la cesta de la compra.

Según los economistas, y pese a que el Gobierno prevé financiar toda esta subida salarial durante 90 días, lo único que se está comprando es tiempo. Y muy poco: nada frenará el desempleo, el alza de precios de los productos más baratos y más inflación, que se prevé sea del 1.000.000% antes de fin de año. Como ya explicamos aquí, la historia económica anticipa poco éxito para las medidas económicas de Venezuela y su nuevo “soberano”.

Pero al menos servirá, a corto plazo, para dejar de presenciar las pilas de dinero con las que los ciudadanos tenían que cargar para comprar la comida de cada día, que había llegado a un punto tan extremo por el que menos rentable comprar un rollo de papel higiénico que usar los billetes para limpiarse con ellos.

Aunque el Gobierno anunciará hoy esos precios fijos para productos de primera necesidad, Reuters, medios nacionales y distintos ciudadanos han recogido el dramático montante de bolívares que les cuesta en agosto de 2018 a los venezolanos una serie de productos y sus equivalencias en dólares y soberanos, esa nueva moneda recién introducida ayer.

Precio en bolívares

En soberanos (nueva moneda)

Dólares

Euros

Un kilo de pasta

2.500.000

25

0.42

0.37

Un kilo de arroz

2.500.000

25

0.42

0.37

Un kilo de harina de maíz

2.500.000

25

0.42

0.37

Un kilo de ternera

9.500.000

35

0,59

0,52

Un pollo

14.600.000

14.6

2,47

2.16

Un kilo de tomates

5.000.000

50

0,84

0,74

Un kilo de queso

7.500.000

75

1,27

1,11

Un kilo de zanahorias

3.000.000

30

0.51

0,44

100 gramos de mantequilla

3.000.000

30

0.51

0,44

Un rollo de papel higiénico

2.600.000

26

0,44

0,38

Un paquete de compresas

3.500.000

35

0,59

0,52

Un paquete pequeño de pañales

8.000.000

80

1,35

1,18

Una pastilla de jabón

3.500.000

35

0,59

0,52

Una botella de Coca-Cola de 2L

6.000.000

60

1,01

0,89

Una bolsa de doritos

5.000.000

50

0,84

0,74

Una botella mediana de agua mineral

4.000.000

40

0,68

0,59

Un bote de mostaza

15.000.000

150

2,53

2,22

Un repollo

1.800.000

18

0,30

0,27

Un bote de detergente

15.900.000

159

2,69

2,35

Una hamburguesa en un puesto callejero

9.800.000

98

1,66

1,45

El nuevo salario mínimo será de 1.800 soberanos (30 dólares, 27 euros). Algo que a nosotros puede no parecernos demasiado, pero que para los venezolanos será un incremento del orden de 60 veces de lo que venían cobrando. Eso sí, es evidente que ni eso funcionaría: con ese dinero tampoco se puede costear una cesta individual de la compra.

Y con todo, el lío monetario

Dl U410547 002

Ayer lunes el Gobierno llamó a paralizar el país para que empresas y bancos se adaptasen a la nueva divisa. El cambio parecía sencillo, eliminar de un plumazo cinco ceros a todos los precios, pero dado que en sus primeros planes el frente revolucionario había advertido de que combatiría la inflación eliminando tres ceros en lugar de cinco (no preveían que la inflación corriese a un ritmo tan rápido), hay personas y establecimientos que están realizando las conversiones de forma errónea.

Este es un ejemplo, un venezolano indignado al no comprender bien el cómputo de la cesta que le indica la cajera.

El jabón son 66 soberanos, el papel higiénico 60 y el jabón líquido 50. Un poco menos de tres dólares.

Aquí, un supermercado que vende los plátanos a un 1000% superior al precio oficial del soberano.

Aquí otro supermercado poniendo unos rollos de papel higiénico a 245 soberanos, lo que todo parece indicar que se han confundido y han añadido un cero extra (como dicen también en los comentarios al tuit).

Y lo mismo para esta compradora de Coca-Cola, que la ha pagado a precio de oro.

Pese a todos los esfuerzos, y como decíamos, se estima que el precio del dólar podría incrementarse esta semana en 2.311% el precio del dólar estadounidense. Es decir, una devaluación del 95,8% del nuevo soberano. Venezuela puede seguir huyendo hacia adelante, y todavía le queda terreno para alcanzar a otros grandes hiperinflacionistas: Zimbabue llegó a quitarle 25 ceros a su moneda antes de darla por finiquitada.


La noticia

30 dólares de sueldo y precios “fijo” cambiantes: así es la cesta de la compra en la nueva Venezuela

fue publicada originalmente en

Magnet

por
Esther Miguel Trula

.

Source: Magnet. Noticias variadas.

Pin It on Pinterest

Share This