Emily Dickinson es una poeta a la que llegué por primera vez no hace mucho de la mano de un librito precioso de Zorro Rojo, que comentamos aquí. Sí, es triste reconocerlo, pero en mi vida de lector no había topado con ella hasta ahora, y con esa pequeña selección me ganó totalmente. Decidí que tenía que ampliar mis conocimientos sobre esta autora, y la pasada semana, por casualidad, di con un librito, sucintamente titulado con el nombre de la poeta, que escribe María-Milagros Rivera Garretas. Edita Sabina Editorial, que tiene toda una línea de traducciones dickinsonianas en su haber.

En el libro, se nos aclara que María-Milagros, tras dedicarse junto a Ana Mañeru Méndez, la poesía completa de Emily Dickinson para esa misma editorial, sintió la necesidad de darla a conocer un poco mejor al público, y de ahí esta pequeña biografía, que no alcanza las 120 páginas, y hemos de tener en cuenta que es un volumen bilingüe.

María-Milagros realiza una biografía breve, amena, con un lenguaje sencillo, integrador y didáctico. Luego me fijé en que este libro está dentro de una colección dirigida al público juvenil, con lo cual entendí el tono pedagógico que late de fondo en su escritura. Pero eso no empaña en absoluto la lectura a un adulto. La autora escribe con una sutilidad y elegancia tales, que es una delicia leerla. Siempre desde una perspectiva femenina y feminista, se dirige de tú a tú al lector para acercar esa figura tan especial como es Emily Dickinson. Nos describe la peculiar relación de ésta con la poesía, y cómo con la escritura, la autora es capaz de sentir por primera vez el infinito. Nos explica su complicada infancia, su total enamoramiento de Susan, que termina siendo su cuñada para que puedan estar más juntas, así como su particular forma de entender la poesía.

Porque leer a Emily Dickinson no es fácil, eso hay que reconocerlo. Pero María-Milagros nos lleva de la mano para que no temamos enfrentarnos a ese ritmo sincopado y personal, como entrecortado de la poeta norteamericana. Emily Dickinson no adaptó su poesía a las normas establecidas, sino que adaptó las normas a su poesía. Quien la haya leído recordará su particular uso de los encabalgamientos, de la especial significación de mayúsculas y minúsculas, de su curiosa forma de puntuar y, sobre todo, de usar el guion, como nadie había hecho antes. Todas estas particularidades son explicadas por la autora de una forma sencilla e inteligible para cualquier público.

El libro se cierra con un anexo donde figuran, enteros, todos los poemas citados durante la biografía, lo cual es muy de agradecer. No obstante, encontramos que María-Milagros no es tan buena traductora como biógrafa, y así como brilla con especial fuerza en el texto narrativo, la traducción de los poemas de Emily nos parece algo floja. Muy literal, demasiado aferrada a las palabras exactas de la versión inglesa, casi con medio de cambiar algo que pueda inducir a otro significado.

Emily Dickinson es un volumen que puede funcionar perfectamente para que lectores de todas las edades se inicien en la obra de Emily Dickinson, y de este volumen salten a otros en los que puedan entrar en contacto con la poesía de este autora estadounidense.

EMILY DICKINSON (INFANTIL-JUVENIL) – 9788494434785

También te puede interesar:

‘Carta al mundo y otros poemas’, de Emily Dickinson


‘Emily Dickinson’, de María-Milagros Rivera: sentir lo infinito was originally published in Papel en Blanco on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

Source: Papel en blanco. Reseñas literarias.

Pin It on Pinterest

Share This