Dl U398104 094

España vivió en 2011 un movimiento revolucionario que dio de qué hablar a politólogos y tertulianos de dentro y fuera del país durante varios años. Miles de personas, jóvenes sobre todo, hicieron acampada durante días en la Puerta del Sol de Madrid pidiendo una mayor justicia social para todos. Cuando un grupo de mujeres intentó alzar una pancarta en la céntrica plaza madrileña con el lema “la revolución será feminista”, la turba se les vino encima, un joven arrancó el cartel y los gritos de “fuera, fuera” terminaron por expulsarlas. Su mensaje no representaba al 99%.

Hoy el país vive en plena resaca del 8M. Todas las expectativas de la movilización se han desbordado, y es difícil calcular el impacto numérico de un movimiento, de unas manifestaciones y una huelga general, que han copado la atención de los medios dentro y fuera del país.

Como bien es sabido por todos, la guerra de cifras es eso, una guerra con una respuesta exacta inalcanzable cuando hablamos de magnitudes tan grandes. Pero ayer España podría haber batido un récord mundial: el de la convocatoria feminista más numerosa de la historia de la humanidad. Poca broma. Por eso es necesario hacer un cálculo orientativo para saber cuántos españoles salieron ayer a las calles. Para saber si este país es, como parece, la vanguardia del movimiento a nivel mundial.

Analizando la adhesión a la huelga

Por un lado tenemos las cifras de la huelga-parón, que podrían ayudarnos a calcular muy bien el mínimo porcentaje de gente que se identifica con la causa y que acabaría después acercándose a algún acto. Sabemos que CCOO y UGT han dado como cifra oficial 5.9 millones de trabajadores que secundaron la huelga. También sabemos que las cifras de los sindicatos no se suelen corresponder con la realidad del seguimiento de la huelga. Por poner en perspectiva, en la anterior huelga general, la de noviembre de 2012, estos sindicatos estimaron el seguimiento en un 75%, 9 millones de trabajadores, cuando la Administración estimó el seguimiento interno en un 52%.

Dl U398095 013

Las cifras del seguimiento del paro por sectores y comunidades entre el funcionariado durante esta huelga feminista ha sido inmensamente variado, llegando a ser del 70% entre los profesores de Galicia y del 1% en La Rioja. Era una huelga general y abierta a ambos géneros, pero hemos de tener en cuenta que habría que descontar técnicamente a un 50% de la población, la masculina (bien porque muchos no se sentirían identificados con las reivindicaciones, bien porque directamente se les pedía no secundarla por parte de las organizaciones feministas), para hacer el balance.

Esas cifras de seguimiento de entre el 10 y el 25% en la Administración parecen lo suficientemente estables dentro del sector público, un ámbito laboralmente mucho más seguro que el privado. Las mujeres, como sabemos, tienden a una mayor precarización laboral, lo que también pone mucho más difícil secundar las huelgas.

Esta tampoco era una huelga general al uso por esa timidez de los dos principales sindicatos a la hora de llamar a las 24 horas. Reclamar el parón a las 2 horas por turno, así como apelar al sentimiento feminista, trasmitía la sensación de que la convocatoria era un asunto menor.

En resumen, no sabemos realmente cuánta gente ha secundado la huelga en alguna de sus fórmulas. Seis millones de mujeres huelguistas parece una cifra poco creíble (un millón, millón y medio, podría ser una cifra más cercana). Pero ahora vamos con las manifestaciones.

Cuantificando el océano feminista del 8M

Durante estas semanas El Salto ha hecho un seguimiento de todos los puntos en los que había actos convocados para este 8 de marzo. 123 manifestaciones, 192 concentraciones y 185 acciones (aunque parece que se les escaparon algunas concentraciones en su recuento, a juzgar por los comentarios de la noticia). La perspectiva de esa pluralidad de fuentes ya nos hace ver la difícil magnitud del recuento del seguimiento de la huelga.

Hemos recogido las cifras de asistencia de Delegaciones, cuerpos de policía y convocantes de las manifestaciones en catorce de los principales municipios de España, que en total suman diez millones de la población de 46 millones de España, y hemos ponderado los resultados. Conocer el seguimiento en las ciudades es, además, una medida especialmente fiable en nuestro país, ya que la concentración de la vida en las grandes ciudades es muy acusada si nos comparamos con otros territorios vecinos: nuestros campos están especialmente despoblados.

Para diez de esas ciudades hemos cogido directamente las cifras de la policía, pero para los cuatro de los municipios más poblados de nuestro país esa cifra no basta. Como sabemos, suele haber una enorme disparidad en la cuantificación entre organizadores e instituciones públicas.

Las grandes manifestaciones de Valencia, Zaragoza y especialmente Barcelona y Madrid, donde aparecen riadas de gente incuantificable, permite las guerras políticas. Es difícil aceptar la cifra de Delegación del Gobierno de 170.000 asistentes de ayer en Madrid cuando, viendo las imágenes del pasado, cifraban en millón y medio los asistentes a la marcha por Miguel Ángel Blanco. Lo mismo, si comparamos las imágenes de lo que según Guardia Urbana eran ayer en Barcelona 200.000 personas con respecto a lo que nos cuentan cuando se manifiesta la Diada.

Tampoco es creíble que hubiese ayer en Madrid un millón o un millón y medio de personas, como ha dicho la delegación regional de la Comisión 8 de Marzo. Ni los 600.000 que había en Barcelona. Ante cifras imposibles, hemos optado por una media tirando a la baja. 500.000 personas en Madrid, 300.000 para Barcelona, 100.000 para Zaragoza y 100.000 en Valencia.

Comparando con los porcentajes de apoyo con respecto a la población de los municipios analizados de las otras ciudades de la lista, son cifras aproximadas, pero perfectamente factibles:

Ciudad

Manifestantes

Población

Porcentaje

Madrid

500.000

3.100.000

16.1%

Barcelona

300.000

1.600.000

18.75%

Valencia

100.000

791.000

12.6%

Zaragoza

100.000

661.000

15.1%

Sevilla

100.000

690.000

14.4%

Málaga

70.000

569.000

12.3%

Bilbao

60.000

345.000

17.3%

Granada

50.000

234.000

21.3%

Vigo

40.000

292.000

13.6%

A Coruña

25.000

243.000

10.2%

Santander

22.000

172.000

12.7%

Gijón

20.000

273.000

7.3%

Palma

15.000

400.000

3.75%

Valladolid

14.000

300.000

4.7%

Como vemos, nos da un total de 1.42 millones de asistentes en estas catorce ciudades de las cientos de ciudades en la que ayer se convocaron manifestantes. Por una sencilla regla de tres, y trasladándolo a los 46 millones de españoles, nos daría una cifra final de 6.500.000 millones de personas, pero es un dato a todas luces irreal. Para corregir y redondear habría que tener en cuenta al menos un par de cosas:

  • Que mucha gente de otros municipios se suele trasladar a las grandes ciudades para hacer más ruido (con lo que la cantidad de apoyos en los municipios pequeños podría ser menor).

  • Que el feminismo es un movimiento que podría contar con mucha más repercusión en las grandes ciudades que en las zonas rurales.

De todo esto llegamos a la cifra de seguimiento que ha lanzado oficialmente BBC, cinco millones de personas. Cinco, cuatro, aunque hubiesen sido tres, cualquiera que acudiese ayer a algún acto tuvo la misma sensación: las calles estaban abarrotadas. Unos decían que no recordaban movilizaciones así desde las manifestaciones contra ETA, otros que se parecía al rechazo a las ETTs en la época de Felipe González. En periódicos provinciales la policía reconocía que no se veía un movimiento ciudadano así desde hacía más de 30 años. El 15M caminaron por las calles de Madrid 100.000 manifestantes. El 8M ha sido sólo en la capital cinco veces más grande.

Y luego diréis que somos cinco o seis (millones)

Cinco millones de personas. Más de un 10% de la población española. La cifra (aun siendo estimada) brilla aún más si la comparamos, como estábamos indicando al principio del artículo, con lo que ha sido el movimiento feminista históricamente, algo por lo general minoritario y con lo que muy poca gente se identificaba.

Women S March On Washington 32593123745
Washington durante la Women’s March de 2017.

Estados Unidos sacaba pecho el año pasado con su Women’s March. Imágenes de cientos de miles de mujeres marchando por Nueva York o Washington dieron la vuelta al mundo. Vox y Washington Post hicieron recuentos pormenorizados posteriores a la marcha, y la estimación más precisa cifró el seguimiento en 4.2 millones. En un país con 323 millones de ciudadanos. Un 1.3% de ciudadanos manifestantes.

Así que sí, parece que España ha dado vida a la manifestación nacional feminista más numerosa de la historia. Pese a todo, no podemos olvidar que ha habido en el pasado otras marchas feministas muy importantes, como la de Hyde Park de 1908 (unas 300.000 personas), la Marcha de Mujeres en Pretoria en 1956 (20.000) o la Million Mom March de 2000 (950.000). No todos los períodos y contextos son comparables, con lo que, aunque menos secundados, no podemos infravalorar la importancia de aquellos actos en los que la dificultad para salir a la calle era mucho mayor.

Dl U398104 029
Madrid ayer.

Lo que es innegable, tal y como también estamos viendo ahora con las reacciones de los políticos de España, es que la movilización de ayer fue un cambio del paradigma. Ya lo avisó días antes Metroscopia, el 82% de los españoles veía motivos suficientes para la huelga feminista de este jueves 8 de marzo. El feminismo es una fuerza absolutamente incontestable en España.


La noticia

¿Cuál ha sido la mayor manifestación feminista de la historia? La de ayer en España

fue publicada originalmente en

Magnet

por
Esther Miguel Trula

.

Source: Magnet. Noticias variadas.

Pin It on Pinterest

Share This