Martín Romero (A Coruña) es un autor gallego que se ha formado reinvidicándose en el territorio fanzine. En 2010 recibió una beca para la realización en la Maison des Auteurs de Angouleme de la novela gráfica Las fabulosas crónicas del ratón taciturno (Sin Sentido/Apa Apa, 2011). En ella, el joven protagonista cuyos padres se acaban de separar emprende una nueva vida en el campo, donde conocerá a una chica de extraños gustos. En medio de todo ello, la inseguridad por su situación familiar, el desconocimiento de su nueva ubicación, aflora el verdadero sentido de la obra: la pérdida de la inocencia, el tránsito hacia la edad adulta. Tras esta obra, publicaría Episodios lunares (Reino de Cordelia, 2015), hasta llegar a su nueva obra, La deuda, que ahora presenta y que ha editado La Cúpula.

En ella, nos encontramos con Benjamín Castaño, un cómico en horas bajas cuya situación tanto económica como sentimental está al borde del abismo. Pero la ley de Murphy dice que una situación mala siempre puede empeorar, y eso es lo que hará. La muerte de la madre del protagonista, hará que éste viaje al pueblo y se encuentre con un antiguo amor y finalmente Benjamín empiece a atar los cabos de su vida.

La deuda transita entre el estrecho margen que discurre entre la comedia y la tragedia, es decir, la auténtica senda de la vida. Benjamín es un personaje derrotado, un perdedor entrañable pues se aferra a su pasado y a sus sueños con una terquedad encomiable, a pesar de que eso signifique llevar pegado a él a un “cobrador del frac” que le recuerde que es un moroso (es más, ese cobrador, que además trabaja para su propia madre, es la voz de la conciencia, un recordatorio sanchopanziano de cómo es la vida en general). A medida que se desarrolla la trama podemos vislumbrar cuál es el conflicto de fondo de Benjamin, en una serie de flashbacks muy astutamente colocados en la trama.

El estilo de Martín Romero deja traslucir algunas de sus influencias: citamos, por ejemplo, a dos muy evidentes: Chris Ware o Seth, pero en realidad su sintonía está también cercana al movimiento de cómic indie español, con un trazo amable pero que contrasta a veces con la dureza de lo narrado. Añadamos a esto un final imprevisible y tenemos en La deuda un cómic sorprendente e interesante, que confirma a Martín Romero como un autor a tener en cuenta.

La deuda. Martín Romero. La Cúpula, 2017. Rústica, blanco y negro, 225 pgs. 17,50€. Cómpralo con descuento aquí.


‘La deuda’, de Martín Romero: un cómico en horas bajas was originally published in Papel en Blanco on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

Source: Papel en blanco. Reseñas literarias.

Pin It on Pinterest

Share This