Fotonoticia 20171013165036 640

Este 13 de octubre, la ESA ha puesto en órbita la primera misión del programa Copernicus de observación de la Tierra, dedicada a vigilar nuestra atmósfera y, específicamente, la calidad del aire.

Sentinel-5P, de 820 kilos, se puso en órbita a bordo de un lanzador Rockot a las 9:27 GMT, desde el cosmódromo de Plesetsk, en el norte de Rusia.

Monitorizando el aire

La fase de lanzamiento y órbita temprana durará tres días, tiempo durante el cual los controladores comprobarán los sistemas clave del satélite y lo configurarán para volar por el espacio.

Se prevé que la misión comience a operar plenamente en un plazo de seis meses. Para ello empleará el avanzado instrumento Tropomi, que cartografiará un gran número de gases traza, como dióxido de nitrógeno, ozono, formaldehído, dióxido de azufre, metano, monóxido de carbono y aerosoles. Gases afectan al aire que respiramos y, por consiguiente, a nuestra salud y al clima.

También te recomendamos


Un disco le otorga banda sonora épica a la misión Rosetta


La NASA ha vuelto a contactar con el observatorio solar STEREO-B tras 22 meses


Objetivo un pecho bonito y sano: los mejores ejercicios para fortalecerlo y cinco pasos vitales para cuidarlo


La noticia

Primera fase para la vigilancia la calidad del aire con Sentinel5P

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.


Source: Xataka. Ciencia.

Pin It on Pinterest

Share This