Cuando todo se vaya al infierno, los imanes abrirán las puertas para que los fieles puedan entrar a refugiarse en lo que creen un lugar seguro. Estos enormes edificios tienen una gran cabida, pero aun así se llenarán, incluidos sus patios. La histeria colectiva debido al horror creciente causará estragos entre la población de Estambul y ni los más estables de ánimo podrán hacer nada para evitarlo.

Ve a tu lugar seguro. Escóndete o saca fuerzas de donde no hay y lucha. Si es que tienes lo que hay que tener, claro.

Gracias por leer esta entrada.

Pin It on Pinterest

Share This