Akasma es una joven muy especial. Sus sueños así lo dictan. La sombra que vive en ellos no para de decirselo en sus pesadillas, de las cuales ella siempre huye. Por supuesto ningun humano, incluidos los decencientes de los Antiguos, nada puede contra la poderosa psique de Cthulhu. Dentro de poco la oscuridad vendrá y la joven Akasma tendrá que hacer frente al mayor reto de su vida.

Ni siquiera el dolor de la muerte de su querido “aba” puede compararse al dolor desgarrador que le producirá la bestia, cuando le ordene ir al cadalso. Pero Akasma oculta un secreto. Uno que ni ella misma cree que posee y que su padre se encargó de que supiese antes de morir. La joven no le creyó. Despues de todo, ¿quien iba a creer a un enfermo moribundo, que nombraba a gente extranjera entre desvarios? Al menos una de sus advertencias, no cayó en saco roto. Algo es algo.

Gracias por leer esta entrada.

Pin It on Pinterest

Share This