Cuando alguien es tan especial como ella y ama con la pureza de un corazón sin mácula, puede llegar a cambiarlo todo. Marcar la diferencia le resulta tan fácil como a ti respirar. No hay nadie como este ser en este universo y seguramente, jamás la habrá en ningún otro. Ella es la prueba viviente de que una decisión conlleva un precio. Un precio que para algunos es inimaginable y que para ella, sin embargo, es simplemente su deber.

Salve a la del corazón puro. Mis más profundos y sinceros respetos.

Gracias por leer este post.

Pin It on Pinterest

Share This