Continuando con De la oscuridad en Arkham, querría dedicar un pequeño homenaje, a esas personas que nos dejan huella al entrar en nuestro mundo. Todos tenemos a alguien. Seguro que sabeis al tipo de persona al que me refiero. Son de esos que saben extraer todo el potencial, a lo que los demás creen que es perder el tiempo. Esas personas cambian vidas y cuando se van, se llevan una parte de ti con ellas. Incluso en un cuento tan corto como De la oscuridad en Arkham, hay un hueco para ello. Está va por todos los maestr@s que he tenido en la vida. Gracias.

Gracias por leer este post.

Pin It on Pinterest

Share This