Del artista conceptual e ilustrador, Cristi Balanescu.

Nunca pensé que encontraría a un artista que reflejase tan bien, lo que tenia en mi cabeza cuando escribía sobre mi protagonista. James, criado en estos oscuros barrios pobres de Arkham, era tan salvaje como cualquier otro huérfano escapado de los brutales orfanatos en donde los maltrataban. Así era como visualizaba, donde malvivían los pobres chicos haciendo trapicheos para sobrevivir.

La agobiante sensación de que hay un peligro en cada esquina, queda patente en la estupenda obra de Balanescu. Si además eres de los que tiene una buena imaginación, incluso se puede respirar el malsano aire de esa parte de la ciudad y el pegajoso calor veraniego.

 

Gracias por leer esta entrada.

Pin It on Pinterest

Share This